Lavanda fina

El hada madrina de los aceites esenciales

El aceite de lavanda es uno de los aceites más versátiles y valiosos en la aromaterapia, puede ser
usado para tratar cualquier síntoma físico que se ha causado por estrés o tensión nerviosa.
Excelente regenerador celular. Trata muchas aflicciones en los niños.

Hidrosol de lavanda

Ayuda a eliminar el eccema, pieles quemadas por el sol, raspaduras de la piel al afeitarse, piel irritada, abrasiones, sarpullido. En mascarillas de arcilla para hidratar. Es un gran equilibrante de cuerpo, mente y espíritu.

Almendra

Prensado en frío de la nuez con propiedades similares a los aceites naturales encontrados en la piel. Excelente para pieles secas y sensibles ya que retiene la humedad en la piel. Bueno para masajes, por su propiedad para extenderse fácilmente sobre la piel ideal para la piel del bebe.